Heterósidos o glucoconjugados

Los heterósidos o glucoconjugados son moléculas compuestas por una parte glucídica unida covalentemente a otra parte no glucídica que se denomina aglucón. Estos compuesto son moléculas esenciales en la señalización entre membranas celulares, el reciclaje de orgánulos, la determinación de grupos sanguíneos,  formando parte imprescindible de tejidos de sostén,…

Dependiendo de la parte no glucídica  existen diferentes heterósidos:

  • Unidos a lípidos: glucolípidos y lipopolisacáridos.
  • Unidos a proteínas: preoteoglucanos, peptidoglucanos y glucoproteínas.

Glucolípidos

El aglucón es un lípido denominado ceramida. Los más importantes son:

  • Cebrósidos: la ceramida se une a un monosacárido o oligosacárido que contiene galactosa o glucosa.
  • Gangliósidos: la ceramida se une a un oligosacárido ramificado.

cerebrósido, heterósido, glucoconjugado, esfingolípido

Los glucolípidos se encuentran en la superficie externa de muchos tejidos en las células animales, fundamentalmente en las células del tejido nervioso. Parece ser que su función es actuar en el reconocimiento celular sirviendo como receptores de señales extracelulares, por lo que son de suma importancia en el reconocimiento de bacterias y virus antes de una infección.

Para ampliar información puedes consultar Esfingolípidos

Lipopolisacáridos

Son moléculas complejas formadas por un lípido, un oligosacárido y un antígeno.

Forman parte de la pared  celular de las bacterias Gram-negativas, y cómo el antígeno que presentan desencadena en los humanos respuesta inmunológuica también se denominan endotoxinas.

Glucoproteínas

La fracción no glucídica es una molécula de naturaleza proteica y la fracción glucídica es más pequeña que la proteica.  Podemos distinguir:

  • Glucoproteínas de la superficie externa de la membrana celular: como los glucolípidos actúan como receptores de mensajeros químicos y de microorganismos infecciosos, o en procesos de reconocimiento celular. En los transplantes son determinantes antigénicos, por lo que pueden provocar fenómenos de rechazo.
  • Glucoproteínas sanguíneas o séricas: las inmunoglobulinas tienen función defensiva y la protrombina  interviene en el proceso de coagulación de la sangre.
  • Hormonas glucoproteicas: la hormona luteinizante (LH) provoca la ovulación o la producción de testosterona (en hembras o machos) y la hormona foliculoestimulante (FSH) estimula la secreción de los folículos de Graff en el ovario.

Proteoglucanos o mucinas

La fracción no glucídica es una molécula de naturaleza proteica y la fracción glucídica es similar a la proteica.

Son muy diversos, pero su fracción glucídica es de naturaleza mucopolisacárida (glucosaminoglucanos como el ácido hialurónico, la coindritina…).  Dependiendo de su estructura su función es muy variada:

  • Estructural como componentes de la matriz extracelular de diversos tejidos
  • Lubricante y defensiva constituyendo el mucus de tractos digestivo, respiratorio y urogenital

Peptidoglucanos o mureínas

La fracción no glucídica es una molécula de naturaleza proteica y la fracción glucídica es más grande que la proteica.

Están formados por la repetición alternante de N-acetilglucosamina (NAG) y N-acetilmurámico (NAM)  unidos mediante enlaces β(1→4); cada molécula de NAM está unida a cuatro aminoácidos (tetrapéptido) que, a su vez pueden unirse entre sí por puentes tranversales compuestos por cinco péptidos de glicina (pentaglicina).

Las glucoproteínas forman parte de la pared bacteriana y las protege en condiciones de presión osmótica desfavorable. Algunos antibióticos, como la penicilina, son capaces de inhibir el crecimiento bacteriano porque interrumpen la síntesis del peptidoglucano.

Función “mensajera”

Los monosacáridos de las fracciones glucídicas de glucoproteínas y glucolípidos de la membrana plasmática se comportan como antenas moleculares, marcadores biológicos y lugares de reconocimiento celular  capaces de transmitir diferentes mensajes:

  • Marcadores de anclaje para hormonas y otras células, pero también para toxinas, virus y bacterias.
  • Duración de la vida media de proteínas y células. Un ejemplo sería un linfocito que pierde el monosacárido terminal de su antena (en este caso sería la fucosa) indicando envejecimiento celular por lo que funcionan como una señal para la eliminación de ese linfocito.
  • Muestran los antígenos de superficie que estimulan la síntesis de anticuerpos. Un ejemplo sería el sistema ABO del grupo sanguíneo que depende de la secuencia de monosacáridos que se exhiben en los eritrocitos.

Deja un comentario